California detecta su primer caso de la cepa británica del coronavirus

El gobernador de California, Gavin Newsom, anunció este miércoles que se ha detectado el primer caso en ese estado de la nueva cepa británica de la COVID-19, de manera que ya son dos los casos confirmados en EE.UU. después del descubierto ayer martes en Colorado.

Newsom, del Partido Demócrata, explicó que el caso fue detectado el miércoles por la tarde en el sur de California, pero no ofreció más detalles sobre el paciente.

‘Hace apenas una hora, se nos ha informado de que esta nueva variante, esta nueva cepa del Reino Unido que se ha identificado obviamente en otras partes del mundo y se identificó ayer en Colorado, ha sido detectada aquí en el estado de California, en el sur de California’, dijo Newsom.

El gobernador hizo esas declaraciones en una conversación retransmitida por internet con el principal epidemiólogo de la Casa Blanca, Anthony Fauci, quien ha sido elegido por el presidente electo de EE.UU., el demócrata Joe Biden, para ser su asesor médico jefe.

Fauci consideró que era de esperar que la nueva cepa, más contagiosa, haya llegado a EE.UU.

‘No creo que los californianos deban sentir que se trata de algo extraño. Era de esperar’, subrayó.

El gobernador de Colorado, el demócrata Jared Polis, anunció ayer martes que se había detectado el primer caso de la cepa británica en EE.UU. y, hoy miércoles, las autoridades estatales aseguraron que están investigando un posible segundo contagio de esa variedad de la COVID-19.

Tanto el caso confirmado como el sospechoso se han registrado en soldados de la Guardia Nacional de Colorado que fueron enviados el pasado 23 de diciembre a una residencia para ancianos en la localidad de Simla, en ese estado, con el objetivo de reforzar a su personal.

No está claro si los soldados contrajeron la enfermedad en la residencia, donde este mes hubo un brote de COVID-19 que contagió a 20 de los 24 empleados y a 26 ancianos residentes, pero las autoridades están ‘explorando todas las posibilidades’, explicó este miércoles la principal epidemióloga de Colorado, la doctora Rachel Herlihy, en una rueda de prensa.

Este mes, el Gobierno británico anunció que había detectado una nueva cepa de la COVID-19 que parece ser un 70 % más contagiosa que otras variantes y podría estar ligada al aumento de infecciones que se ha registrado en Londres y el sureste de Inglaterra desde mediados de noviembre.

La detección de esta nueva variedad de coronavirus en EE.UU. se produce en un momento en el que la pandemia está fuera de control y los hospitales están teniendo dificultades para encontrar camas.

Este martes se registró un nuevo récord de hospitalizaciones por COVID-19, con 124.686 pacientes ingresados por la enfermedad, de acuerdo con la plataforma Covid Tracking Project.

Estados Unidos es el país del mundo más afectado por la pandemia en términos absolutos con más de 19,6 millones de casos detectados de COVID-19 y más de 341.000 fallecidos, según datos de la Universidad Johns Hopkins.