El 2020 cerró con la mayor depreciación del peso en 15 años

La pandemia incidió no solo en la salud de los ciudadanos o de las empresas, también en la moneda local. En 2020 el peso dominicano enfrentó su peor golpe en 15 años: la tasa de depreciación cambiaria el año pasado fue de 10.13 %, al pasar de 52,96 pesos por cada dólar al cierre de 2019 hasta los 58,32 pesos por divisa estadounidense al terminar el año pasado.

Se trató de una subida intensa, de 5.36 pesos, en un año en el que la paralización total del turismo entre marzo y finales de junio provocó una parada inesperada del flujo de dólares hacia el país. Todavía el sector no se recupera de una medida que buscó frenar los contagios de COVID-19 y en diciembre pasado es que se esperaba que la ocupación de los hoteles fuera de la mitad de lo logrado un año antes.

El turismo es uno de los grandes generadores de divisas para el país, por lo que su crisis se convirtió en un factor de incertidumbre en el mercado cambiario durante 2020. Entre abril y junio, justamente los meses en que el turismo estuvo inactivo, se registró el mayor ritmo de depreciación del peso dominicano.

La estrategia del Banco Central fue inyectar la mayor cantidad de divisas para calmar la incertidumbre de los agentes cambiarios. El emisor destinó más de 700 millones de dólares al mercado de dólares para frenar las subidas de la tasa cambiaria ante la menor disponibilidad de divisas en la economía local.

De acuerdo con los datos oficiales, entre enero y septiembre el ingreso de divisas por la vía del turismo fue de 2,005 millones de dólares, lo que significa que el país recibió 3,753 millones de dólares menos que hace un año por ese concepto.

Según esos mismos datos, por las remesas familiares el país recibió 5,849 millones de dólares durante los primeros nueve meses del año pasado, un monto 556.8 millones de dólares mayor que el registrado en esos meses de 2019.

Y las exportaciones —tanto nacionales como de zonas francas— revelaron un retroceso hasta ese momento: entre enero y septiembre pasado el país exportó el equivalente a 7,494.7 millones de dólares, unos 781 millones de dólares menos que un año atrás.

Todo ese faltante, que no se pudo compensar con el crecimiento de las remesas familiares, llevó al Gobierno dominicano a realizar la mayor emisión de bonos externos concretada por República Dominicana: por 3,800 millones de dólares en septiembre del año pasado.