Estas son las razones principales por la que no te crece el cabello

A la que le crece rápidamente el cabello, suele cortarlo con frecuencia para no parecer una especie de Rapunzel; mientras que la parte contraria vive en agonía poniéndose de todo y espantándose cuando de una tijera le hablan. El sano crecimiento del cabello va más allá de un tema estético y de vanidad, puede llegar a ser un indicador del estado de nuestra salud.

Sin embargo, con decirte esto no insinuamos que te quedes de brazos cruzados ante una realidad que puede tener solución, sino que te sirva de alerta de que lo que estás haciendo quizá no sea la respuesta a tu necesidad.

Debes saber también que puede ser un tema genético, que por lo regular son más difíciles de resolver, por lo que esto implica; lo mismo con la edad, especialmente luego de alcanzar los 50 años tu cabello crecerá mucho más despacio que cuando eras adolescente. De igual manera si es por causa de algún tratamiento médico que obstruya el crecimiento de la hebra o si es por las siguientes razones que no ves avances.

La alimentación que llevas

Eres lo que comes. ¡Clarísimo que sí!, el tipo de alimentación que llevamos se refleja en la piel y el cabello. Así ocurre con todas las especies animales que tienen pelaje o plumas, ante cualquier estado de salud o consumo de alimentación adecuada comienzan a perder crecimiento, brillo, volumen y vida.

Debes saber que el consumo de alcohol y tabaco de forma habitual podrían arruinar este adorno natural del cuerpo al que tanta importancia le damos, por la belleza que nos regala. Ambos podrían resecarte la cutícula, hacer la hebra más frágil y quebradiza; especialmente el humo que altera la producción de estrógeno.

La higiene

Aunque parezca poco creíble, existen personas que se pierden en cuando a la cantidad de veces que necesita limpiar su cabello. Cada quien tiene su caso particular según su actividad, sudoración y demás; pero por lo regular se recomienda una vez a la semana, no más. La razón es que se excedes este tiempo se irá formando una capa de sebo natural generado por la grasa de la piel del cuero cabelludo, a la que se le suma la “gotica” del salón de belleza o la que te pusiste en casa, el tratamiento sin enjuagar y los tantos productos y residuos del ambiente. Si pasan los días y el área intenta entrar en proceso de renovación natural de la piel, pero encuentra este obstáculo para hacerlo; el cabello tendrá dificultad para crecer y probablemente también se desarrolle un problema dermatológico.

Debes lavar tu cabeza al menos una vez por semana y si tienes problemas de caspa solucionarlo.

El estrés

Él es la causa de todos los males y el rey de los feos, porque altera el peso, la piel, el humor, la salud, el crecimiento del cabello y hasta pérdida de éste. Cuando las personas estamos sometidos a un proceso de estrés, es normal que se irrite el cuero cabelludo y se vuelva más sensible, teniendo como consecuencia una pérdida significativa del cabello y una disminución en su crecimiento.

Un estilo de vida equilibrado es lo mejor que te puedes dar, no solo para tu cabello sino para una mejor calidad de vida.