La triste despedida del año 2020 de Karl-Anthony Towns

El contenido del mensaje de despedida del año 2020 de Karl-Anthony Towns refleja lo amargo de esos 12 meses para el planeta y en especial para él.

El centro de Minnesota Timberwolves, en el baloncesto de la NBA, escribió:

“De mi familia para ti 2020,

Jódete

-KAT ”

Así escribió el gigante de los Timberwolves publica Yahoo Sports.

La publicación la colocó en Twitter escaso tiempo después de la entrada del nuevo año y que para alrededor de las 4:00 p.m. de este viernes llevaba más de mil comentarios, 24 mil 400 retuits y aproximadamente 242 mil 800 me gustas.

Towns, de 25 años, experimentó un año calendario devastador. Su madre, Jacqueline Towns, murió de COVID-19 el 13 de abril. Después de que el mundo del deporte hizo una pausa, Towns hizo una apasionada súplica en Instagram para que se tomara en serio el virus cuando su madre, que ha trabajado como enfermera, fue internada en un hospital. coma médicamente inducido.

Luego le dedicó el balón del juego después de un doble-doble en la apertura de temporada de los Timberwolves el 23 de diciembre y habló con libertad posteriormente de cómo su muerte lo había impactado.

«¿Saben qué? Ni siquiera reconozco la mayoría de mis otros juegos y años que he jugado y cómo me sentí esos días», dijo Towns a los periodistas, según The Athletic. «Si puedo ser honesto contigo por un segundo, quiero decir, realmente no lo recuerdo ni me importa. Solo entiendo lo que pasó a partir del 13 de abril”, la fecha en que murió su madre, una dominicana nativa de Santiago de los Caballeros.

«Porque puedes verme sonreír y esas cosas, pero Karl murió el 13 de abril. No volverá nunca, no recuerdo a ese hombre. Estás hablando con el yo físico, pero mi alma ha sido asesinada hace mucho tiempo”.

Después perdió a otros seis miembros de la familia a causa del COVID-19, incluido su tío, quien murió a fines del mes pasado.

En lo físico, la situación empeoró pues días antes de la víspera de Año Nuevo, los Timberwolves anunciaron que Towns estaría fuera del equipo indefinidamente con una muñeca izquierda dislocada. Fue la misma que se fracturó la temporada pasada.

El veterano de sexto año está tratando de no desanimarse demasiado de cara a un nuevo año.

«Voy a ser positivo», dijo Towns, a través del Minneapolis Star Tribune. «Está bien que me lastime la muñeca en 2020».