Las razones por las que el 2021 será un año mejor

Salud, educación, turismo, deportes, tecnología y comunicación, medioambiente, consumo responsable… 2021 es –debe ser- el año de la remontada, ese término que los deportistas utilizan para describir el encuentro que ganan viniendo desde abajo, desde un marcador que no les favorece.

Si cada 1 de enero se prepara una lista de deseos, la de este año es más abarcadora.

El dominicano especializado en medicina de emergencias, medicina crítica y epidemiología, Alejandro Báez, considera que el momento “más oscuro y de incertidumbre ha pasado” pues hoy se entienden mejor tanto las intervenciones preventivas como las de tratamiento.

“Hay que felicitar el trabajo de tantos héroes que con valentía brillaron en ese oscuro e incierto momento”, dijo el doctor.

Sobre las vacunas que hasta el momento se han aprobado, Báez reconoce que habrá efectos secundarios como se ven en todas vacunas.

“Existen mecanismos de vigilancia y monitoreo post marketing que ayuda a reducir estas complicaciones y entender mejor los efectos adversos en diversas poblaciones. Pero tenemos que necesariamente confiar en la ciencia detrás de estos procesos y la seguridad de las aprobaciones”, indicó.

Volver a una escuela segura y tecnológica

Después de haber sido declarada la pandemia, la mayor parte de estudiantes y docentes del mundo se fueron a sus casas haciendo esfuerzos increíbles, seleccionando diversas estrategias que les permitieran continuar con el proceso educativo, entre ellas la utilización de herramientas tecnológicas como medio.

Esta situación dejó en evidencia muchas debilidades, deficiencias y falta de equidad en los sistemas educativos, desde los problemas de conectividad y la falta de muchos de los dispositivos necesarios para que la educación virtual fuera una realidad, hasta la dificultad de dar respuesta a necesidades diferentes en los diversos contextos.

Pero definitivamente, la escuela no será la misma que se conoció hasta marzo de 2020.

Si bien es cierto que se han vivido momentos difíciles, que se ha permanecido en estado de alerta tratando de proteger la salud, también es cierto que se volverá a la escuela. A una escuela reinventada, con fortalezas, con unos docentes llenos de experiencias, que han desarrollado competencias tecnológicas en un tiempo récord que les permitirán implementar estrategias innovadoras que garanticen mejores aprendizajes en sus estudiantes.

También habrá familias integradas a los procesos de aprendizaje de sus hijos, ya que durante la pandemia han encontrado una oportunidad de fortalecer sus herramientas de apoyo desde el hogar.

El confinamiento ocasionado por la pandemia obligó a todas las industrias del mercado a adaptarse a unas operaciones a distancia, y, a su vez, a desmentir el mito de la productividad del teletrabajo.

Gigantes de las tecnologías como Google, Facebook, Microsoft y Twitter han anunciado la reestructuración de sus políticas de trabajo, permitiendo a sus colaboradores la opción de trabajar desde casa, siempre y cuando la presencia en el área de trabajo no sea estrictamente necesaria.

Desde hace varios años hemos escuchado las bondades que daría la siguiente generación de redes, pero los retos económicos y de logística en el proceso de implementación han rezagado la masificación de dicha red. Sin embargo, los nuevos retos de las sociedades y la evolución y desarrollo de tecnologías basadas en el Internet de las Cosas ha sido un empuje en la implementación del 5G.

El cambio climático y el consumo de combustibles fósiles han llevado a que cada vez más países ejecuten nuevas políticas a favor del desarrollo de automóviles sostenibles, y pongan fecha definitiva para detener la producción y venta de autos no amigos del medioambiente.

La República Dominicana no se queda atrás; el gobierno del presidente Luis Abinader, desde la toma de posesión, dejó bien clara su posición sobre el desarrollo de la movilidad eléctrica en el país. Su primera gran acción fue la de utilizar como vehículo oficial un auto eléctrico.

Durante el 2019 y parte del 2020 se vio como algunas de las grandes empresas tecnológicas, de manera tímida, se inclinaban por el desarrollo de computadores portátiles con procesadores basados en la arquitectura ARM. Sin embargo, con el anuncio, lanzamiento y positivas reseñas de los nuevos computadores Apple con chip SoC fundamentados en ARM se verá un 2021 con más laptops con este tipo de tecnología.

El año 2021 hallará a la industria eléctrica dominicana con nuevas inversiones en ejecución, especialmente en infraestructuras que contribuyen con la diversificación de la matriz de producción de energía, facilitando el incremento en energías renovables, una mayor utilización de gas natural, con impacto positivo en los precios de generación, que tienden a la baja.

La conversión a gas natural de unidades que funcionaban con combustibles convencionales más costosos, y la construcción de nuevos parques de energía renovable, marcan una nueva etapa de cambios positivos en el sector eléctrico.

La reactivación del turismo, vital para la economía dominicana, se perfila como uno de los grandes retos a los que se enfrentará el país en este nuevo año.

Sin la recuperación del sector responsable directo del 8 % del PIB e indirectamente de poco más del 15 %, será imposible reanudar la ruta de crecimiento económico ininterrumpido de los últimos 15 años y mucho menos a los niveles excepcionales que colocaron a la República Dominicana como ejemplo en toda América Latina y buena parte del mundo.

La crisis provocada por la pandemia sorprendió cuando apenas en el país se solventaban los problemas generados por una campaña negativa. En efecto, se cerró el 2019 con una desaceleración cercana al 2 % en relación con el año anterior. Para cuando terminara el 2020, el decrecimiento en el número de visitantes probablemente rondaría el 70 %. El impacto, pues, ha sido devastador. Una crisis sobre la otra.

Es muy positivo que el nuevo gobierno haya colocado el turismo entre sus prioridades, trabajado de cerca con el sector privado y puesto en marcha políticas sanitarias cuidadosas en los hoteles y lugares frecuentados por turistas. Empero, hasta que en la práctica se demuestre la efectividad de las vacunas y surjan evidencias ciertas de la llamada inmunidad de rebaño, los potenciales turistas se mantendrán alejados de los aviones, barcos, trenes y otros medios masivos de transporte.

Para el turismo en la República Dominicana, el 2021 pondrá a prueba la capacidad de resiliencia y creatividad. Hay que combinar el optimismo con una buena dosis de previsión, disciplina y flexibilidad, y puede que la industria sin chimenea vuelva a ser muy pronto la locomotora de la economía.

Objetivo 2021: reducir el desperdicio de alimentos

Antes de la COVID-19, 47 millones de personas padecían hambre en América Latina y el Caribe. El representante de la FAO en la República Dominicana, Rodrigo Castañeda, muestra datos recientes de cuánto puede aumentar esta cifra: estiman que por los efectos de la pandemia unos 29 millones de personas más están viviendo en la pobreza extrema en la región.

Mientras tanta gente sufre hambre, en 2019 se desperdiciaron más de 220 millones de toneladas de alimentos en distintas etapas de la cadena alimentaria que habrían alcanzado para alimentar a una buena parte de ellas.

En cuanto a los consumidores, estos tienen un papel muy importante en la reducción de los desperdicios de alimentos. Adoptar hábitos de consumo responsable puede ayudar enormemente a controlar este problema. Por ejemplo, comprar solo lo que se necesita, planificar las comidas y no realizar compras compulsivas que después se terminarán tirando a la basura.

Otra recomendación es no desechar frutas y hortalizas por su apariencia. Las frutas feas por fuera son igual de buenas y nutritivas, pero si nadie las elije lo más probable es que terminen desechándolas.

Hay que reutilizar las sobras, compartir con amigos y familiares o congelar la comida que haya sobrado. Hacer compost con los desechos de comida. De esta forma se devolverán nutrientes al suelo y se reducirá la huella de carbono.

Más alto, más lejos, más fuerte

El viernes 23 de julio arrancan en Tokio las Olimpiadas que quedaron pendientes. Bajo el antiguo lema Más alto, más lejos, más fuerte se congregan los mejores deportistas del mundo.

Luego de dos meses de conversaciones, los responsables de la organización de Tokio-2020 publicaron un informe de 54 páginas explicando cómo, según ellos, los juegos pueden desarrollarse incluso si la pandemia no está controlada de aquí a julio de 2021.

Los deportistas serán sometidos a exámenes a su llegada a Japón, y los que residan en la villa olímpica deberán someterse a pruebas con regularidad, con un intervalo de entre 96 y 120 horas, precisa el documento entregado a la prensa.

“Que el proceso de vacunación ya se haya iniciado en algunos países y que el Gobierno dominicano haya contratado con uno de los laboratorios con vacuna muy prometedora como AstraZeneca y que el ministro (de Deportes) Francisco Camacho nos haya garantizado el apoyo, como ya está haciendo con desembolsos, nos da gran tranquilidad en la hoja de ruta que hemos diseñado”, dijo Luisín Mejía, miembro del Comité Olímpico Internacional.

Pensiones: reformar para mejorar

En pocos meses hará veinte años que se aprobó la Ley de Seguridad Social, y aunque a veces no lo parezca, es un hito que hay que celebrar. La República Dominicana entró de lleno en el grupo amplio de países que tienen un sistema de protección social, abarcando los temas de salud, riesgos laborales y pensiones.

El sistema no es perfecto, y tiene fallas que con veinte años de perspectiva se pueden apreciar. Esta ley fue consensuada por prácticamente todos los estamentos sociales y políticos del país, y su aprobación e inicio supuso un gran soplo de esperanza para la población dominicana. Y eso fue porque, en aquel momento, la ley era una excelente ley.

La República Dominicana fue el último país en América Latina y el Caribe que hizo reforma estructural (profunda) al sistema de pensiones, y eso permitió aprender de los antecesores, para lo bueno y para lo malo. Y aunque todo el mundo piensa que el referente directo al sistema fue Chile, más bien eso no es así, porque el modelo siguió mucho más los pasos de México que los del país andino.

Hay que mejorar las pensiones, y no necesariamente con aumentos de aporte, sino, al menos de momento, cotizando por lo que la propia Ley dice que hay que cotizar, es decir, caer encima de la elusión.

Se está a tiempo de arreglarlo, manteniendo lo bueno del sistema, terminar de poner en marcha lo que no se ha hecho aún, y corregir lo que no ha funcionado. Hay que garantizar pensiones mínimas para la población, tanto afiliados como no afiliados. Eso se puede hacer con un uso racional del Fondo de Solidaridad Social para los afiliados y a través de eficiencia y reorganización impositiva para la cobertura de la población no afiliada.

En 2020 se cumplieron 20 años de la creación de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales, hoy Ministerio de Medio Ambiente. Esto dio paso a la Ley Sectorial de Áreas Protegidas 202-04.

El ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera, considera que el medioambiente en el país tiene un déficit de protección, generado por diferentes situaciones en el pasado. Afirmó que la tarea del Gobierno es, en primer lugar, el respeto a la Constitución de la república y la aplicación de la ley.

En cuanto a las áreas protegidas, explicó que en el actual Gobierno encontraron áreas en abandono, en otros casos ocupadas y en otras infraestructuras deficientes. Actualmente están en fase de análisis y revisión de acuerdos de comanejo y tocando puertas para nuevos acuerdos en áreas que son fundamentales.

En abril de 2010, el entonces presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, durante su visita al Centro Espacial Kennedy sentenció: “A mediados de los 2030, creo que podemos enviar humanos a la órbita de Marte y regresarlos a salvo a la Tierra”.

Aquellas declaraciones no fueron fortuitas. En la última década la humanidad ha dado pasos tenazmente para hacer realidad esta ambiciosa empresa espacial hacia la colonización del planeta vecino. Tres principales misiones harán del 2021 un singular año en la exploración del planeta rojo.

El orbitador Hope o Al-Amal (“esperanza” en árabe) de los Emiratos Árabes Unidos, lanzado el pasado 19 de julio desde el Centro Espacial de Tanegashima en Japón, llegará a la órbita de Marte el 9 de febrero de 2021 con la finalidad de estudiar la actividad de la atmósfera y su interacción con el espacio exterior y el viento solar.

Lanzada el 23 de julio de 2020 desde el complejo de lanzamiento de Wenchang, la misión Tianwen 1 (anteriormente Huoxing 1), es la primera apuesta de China para alcanzar el planeta rojo. La misión llegará a Marte y entrará en órbita polar entre el 11 y 24 de febrero de 2021.

La misión Mars 2020 de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) partió desde Cabo Cañaveral el 30 de julio de 2020 con destino al cráter de impacto Jezero, al que llegará el 18 de febrero de 2021.