Pastor Ezequiel Molina ve el aborto como el resultado de una humanidad rebelada contra Dios

El pastor evangélico Ezequiel Molina Rosario aseguró que la defensa por la interrupción voluntaria del embarazo es la consecuencia de que la humanidad vive un estado espiritual de rebelión contra Dios.

El religioso expresó esa opinión en el tradicional mensaje de Año Nuevo de la Concentración Evangélica Nacional

Criticó el hecho de que se considere que los países avanzados son los que matan a los niños en el vientre, mientras se asumen como atrasados aquellos que pugnan por respetar la vida de sus hijos.

A esta posición respondió con el versículo bíblico que advierte “ay del que a lo malo le dice bueno y a lo bueno le dice malo”.

Condenó que en el Congreso Nacional el tema de discusión sea la despenalización del aborto y no la discusión sobre cómo salir de la crisis económica provocada por la pandemia.

“No creo que solución de este problema dependa de una legislación, creo más bien que es un tema de conciencia y de salud. Lo que hay es una soberbia rebelión contra Dios”, agregó Molina Rosario en el evento, que en esta ocasión tuvo que hacerse virtualmente.

El discurso del líder evangélico se centró en la falta de esperanza en Dios como causa de la enfermedad que sufre la humanidad.

Afirmó que la enfermedad de hoy a nivel mundial es la falta de esperanza, la cual es grave, y deviene en otras afecciones del cuerpo y del alma. Afirmó que contra esa dolencia todavía no han hecho vacuna.

Exhortó escuchar a Dios para encontrar el camino. Dijo que lo menos que hace la gente de este tiempo es escuchar. «No escuchan ni a sus líderes, y menos a Dios», agregó y advirtió que cuando se oye la voz de Dios se encuentra el camino.

Invitó al país a que, a pesar de todo, clamen las verdades del reino de los cielos, ya que, según él, el mundo del futuro será peor y nadie sabe cuántas plagas y virus están por venir.

“De esta crisis vamos a salir airosos, pero saldrán únicamente aquellos que se atrevan y sean capaces de levantar la mirada por encima de la penumbra y observar al sol de justicia, observar la palabra del eterno que tiene una solución oportuna para cada uno de nosotros”, manifestó.

El religioso aseguró que la gran cantidad de información negativa que se difunde en los medios tiene el propósito de moldear la mente de la población en base a lo que sectores oscuros quieren que ella haga. A su juicio, hacen que la población se adapte a la crisis porque lo que viene es una hecatombe mundial.

Para él, los supervivientes de estos tiempos apocalípticos serán aquellos que no se dejen matar la fe, quienes serán levantados de esta tierra y llevados a un mundo de tranquilidad donde no habrá muerte.