¿Qué salvarías del 2020?

El transcurrir del 2020, que terminará en unas horas, se caracterizó por la pandemia del COVID-19 y su impacto en todas las áreas de la vida; en las que el afán y la rapidez tomaron otro matiz o simplemente quedaron atrás.

Sin embargo, más allá de ser una crisis sanitaria que atenta contra la vida ha sido una oportunidad para muchas personas y, en cierto modo, una llamada para retornar al inicio, valorar lo que no tiene precio y ver sacrificio en lo que parecía relevante.

Tal como dijo alguien una vez, hay que dejar de ver para poder apreciar lo siempre estuvo ante nuestros ojos. Precisamente es lo que han hecho algunas personas mientras otras simplemente se ciegan por lo que no alcanzan, otras encuentran lo que no miraban; representando esta parte de la población hemos preguntado y encontrado valiosas respuestas sobre lo que salvarían de este 2020.

Valorar el poder que existe en un abrazo

A don Freddy Ginebra, fundador de Casa de Teatro, este año le ha reafirmado la tesis sobre la importancia de los abrazos, le ha recordado que la vida se va y que hay que aprovecharla a cada segundo.

Recuperar lo olvidado en el camino

Mientras que la @Mochileraporelmundo, María Isabel Contreras dice que salvaría todo lo que ha vivido en este 2020. “A pesar de que los primeros cinco meses de la pandemia fueron extremadamente difíciles, me dieron fuerzas para seguir adelante, proponerme metas que quería lograr y concluir cosas que se habían quedado en el olvido”.

Recordar nuestra naturaleza humana

La joven emprendedora Paloma de la Cruz, quien hace unas semanas impartió un taller en el que motivó a la audiencia a despedir el año con amor, dice que salvaría muchas cosas, entre ellos el aprendizaje. “Quiero salvar esa capacidad que desarrollamos de cuidarnos y protegernos, de ser más humanos y empáticos”.

Darnos cuenta que la familia es un tesoro invaluable

La diseñadora de joyas Mónica Varela confiesa que salvaría esa temporada de confinamiento que le permitió estar sus padres, lo cual le permitió incursionar junto a ellos en este viaje interno. Además, entiende que esa pausa es necesaria para conectar con nuestro interior, por lo cual se siente agradecida.

La gratitud es un don de las vidas que alcanzan la felicidad, antes de que finalice el año abre los ojos de tu interior y da gracias por las “simplezas” de la vida que es donde se encuentra la majestuosidad de existir.

Algunas figuras se han abierto a contar en redes sociales, esas cosas bonitas que salvarían del 2020, entre ellas la terapeuta familiar Ana Simó y la comunicadora María Angélica Ureña.