Consejos para que tu hogar esté fresco en los días más calurosos

Mantener los ambientes frescos del hogar no es una tarea imposible y no siempre se necesita recurrir al aire acondicionado. Con algunos hábitos puedes hacer que tu casa esté más fresca aún en los días más calurosos. ¡Mira qué puedes hacer!

Desconecta los electrodomésticos cuando no los uses. No se trata aquí solamente de mantenerlos apagados, sino también desenchufados para que no emitan calor. A la hora de iluminar tu hogar, elige en lo posible luces LED. No por nada son conocidas como las luces frías, porque emiten poco calor y además consumen mucha menos energía.

A la hora de cocinar, abre las ventanas, incluso si tienes una campana extractora. Necesitas que el aire de tu casa cambie con periodicidad. Ventila al amanecer y al anochecer, cuando cae el sol y al amanecer.

¡Pon plantas en tu casa! Son preferibles las de hojas grandes. Oxigenan y mantendrán fresco tu hogar. También, a la hora de pensar la decoración, los muebles y las paredes en colores claros mantienen mayor frescura.