La Rusada cambia su consejo de vigilancia para cumplir con la Agencia Mundial Antidopaje

La Agencia Rusa Antidopaje (Rusada) formó su nuevo consejo de vigilancia, con la leyenda de la pértiga Yelena Isinbayeva dejando su puesto, una decisión destinada a cumplir el futuro código mundial antidopaje.

A partir del 1 de enero de 2021, una versión actualizada del código de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) prohibirá a los miembros de los comités olímpicos o paralímpicos nacionales o de las federaciones deportivas sentarse en las agencias nacionales antidopaje, para evitar cualquier posible conflicto de intereses.

El antiguo consejo de vigilancia de la Rusada contaba con dos miembros en estas circunstancias, entre ellos Isibanyeva, que además forma parte del Comité Olímpico Internacional (COI).

Para «cumplir plenamente con las exigencias del código mundial antidopaje», la Rusada oficializó estos cambios durante su asamblea general.

El nuevo consejo de siete miembros tiene varios universitarios o juristas, un antiguo cosmonauta y a Sergueï Ilioukov, antiguo médico del equipo olímpico finlandés, experto antidopaje cuya candidatura fue recomendada por la AMA.

El consejo de vigilancia fue el órgano que recomendó en agosto el despido del antiguo jefe de la Rusada Iouri Ganous, respectado en el extranjero pero criticado en Rusia por su posicionamiento denunciando la falta de compromiso de las autoridades contra las trampas deportivas.

Rusia está implicada desde hace años en un gran escándalo de corrupción deportiva, cuyo último episodio se desarrolla en el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), en el que la Rusada recurre la expulsión durante cuatro años del país de las competiciones deportivas, decisión tomada por la AMA.